Juicio del Chapo: Tirso Martínez Sánchez explica al jurado cómo Guzmán envío drogas en trenes a EE. UU.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Tirso Martínez Sánchez, extraditado a los Estados Unidos en diciembre de 2015 fue el testigo que durante la jornada matutina de este lunes, se sentó en estrado para rendir su declaración ante el jurado que habrá de emitir su veredicto en el proceso judicial que en la corte federal en Brooklyn se le sigue a Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, acusado de delitos de narcotráfico.  El testigo dio a conocer cómo el cartel capitaneado por el acusado, utilizaba trenes para enviar drogas a Chicago.

Ante los presentes en la corte de Nueva York contó que coordinó entre ocho y diez envíos de drogas a los Estados Unidos, cada uno ellos con cargas de entre 1.200 y 1.800 kilos de cocaína valorados en aproximadamente unos USD 30 millones que fueron distribuidos en Chicago.

Por esta actividad al servicio de la organización del Chapo Guzmán, Martínez Sánchez confesó que habría ganado entre USD 200.000 y USD 300.000 por envío.

El testigo del gobierno también refirió en su testimonio un evento ocurrido con quien era su jefe en el cartel de Juárez, un individuo al que apodaban “El Flaco” Quirarte, quien se habría disparado en la cabeza en 1998 o 1999. El hombre habría sobrevivido, pero perdió la memoria y su trabajo en el cartel.

Martínez narró que el Flaco “Estaba borracho, estaba drogado y un patrullero lo detuvo. No se detuvo, sino que huyó. Llamó a Álvarez Tostado —otro miembro del cartel— y le dijo: ‘Compadre, no voy a dejar que me atrapen, yo me voy a matar”.

Según los hechos narrados por Martínez Sánchez ante los miembros del jurado, “El Flaco” se disparó luego de la muerte del líder del cartel de Juárez, Amado Carrillo, cuando se practicaba una cirugía plástica. Explicó que ante el deceso de este hombre, asumió el control el hermano de Amado, de nombre Vicente, en manos de quien la organización se fusionó con el cartel de Sinaloa, convirtiéndose ambos carteles en una sola organización.

El testigo de la fiscalía encabezaba una organización que importó, transportó y distribuyó varias toneladas de cocaína a los EE. UU. y Europa. Los narcóticos provenían de Colombia y, a través de México los introducía por tierra al territorio norteamericano por la frontera de los estados de California y Texas. Este narcotraficante poseía grandes centros de distribución en importantes ciudades de los Estados Unidos. Igualmente, se valía a compañías de fachada para comprar o arrendar o comprar bienes legítimos que servían para enmascarar los envíos de la droga[1].

Las autoridades de Estados Unidos estiman que Martínez Sánchez, a quien se le conoce también como “El Futbolista” por haber usado parte del dinero obtenido de su actividad criminal para comprar varios equipos de fútbol en México, importó, transportó y distribuyó entre 2000 y 2003, unas 76 toneladas métricas de cocaína a los Estados Unidos.

Igualmente, este narcotraficante especializado en el transporte de la droga sirvió a varios narcotraficantes importantes entre quienes se encuentran, además de Joaquín Guzmán Loera, los integrantes del cartel de Juárez, miembros de la Federación y los traficantes colombianos Víctor y Miguel Mejía-Munera.

En el caso que del Chapo Guzmán, a Tirso Martínez se le señala de haber transportado miles de kilos de cocaína del Cartel de Sinaloa, los cuales eran enviados a los Estados Unidos.

La labor de este testigo se habría caracterizado por el uso de transporte férreo, tracto camiones y otro tipo de vehículos para darle entrada a la droga a ciudades  de EE. UU. como Los Ángeles, Nueva York y Chicago, donde , además, se encargaba de coordinar su almacenamiento y distribución en esas localidades.

Previo al inicio de la sesión de este lunes que abre la quinta semana de juicio había gran expectativa acerca del testimonio de Martínez Sánchez en virtud de que se esperaba aportara elementos y nuevos detalles acerca de los medios utilizados por la organización de “El Chapo” Guzmán para introducir la droga a los Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.