EE. UU. demandó a John Bolton por publicar información clasificada en su libro

El gobierno de los Estados Unidos interpuso este jueves una acción civil contra el ex-asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John R. Bolton, por comprometer la seguridad nacional al publicar un libro que contiene información clasificada, en clara violación de los acuerdos que firmó como condición de su empleo.

Redacción ┊ Maibort Petit

En la demanda de 27 páginas, dice que Bolton violó el compromiso que había adquirido cuando fue contratado para un cargo importante, y su condición para obtener acceso a información altamente clasificada. “Bolton incumplió y abuso de la confianza depositada en él por el Gobierno de los Estados Unidos”, dice el pliego legal en su contra. 

Desde abril de 2018 hasta Septiembre de 2019, el Demandado se desempeñó como Asistente del Presidente para Asuntos de Seguridad Nacional y el asesor, un papel de alto nivel en el que regularmente entraba posesión de parte de la información clasificada más sensible que existe en el gobierno de los EE. UU.

EE. UU. demandó a John Bolton

A los dos meses de su salida del servicio gubernamental, el acusado había negociado un libro, que supuestamente valía unos $ 2 millones y había redactado un manuscrito de más de 500 páginas plagado de información clasificada, que él propuso lanzar al mundo.

“Pero a la luz de los acuerdos firmados  por Bolton, que lo obliga a enviar cualquier manuscrito al gobierno para su revisión previa a la publicación, el acusado envió el libro al Consejo de Seguridad Nacional (“NSC”), que rápidamente identificó cantidades significativas de información clasificada que le pidió que eliminara antes de la publicación y no lo hizo”, dice la demanda.

El proceso entre el personal de NSC y el demandado comenzó, como lo requieren los acuerdos vinculantes  firmados por Bolton, con cambios en el libro y otra información que se pasa de forma segura entre el Demandado y personal de NSC. 

Sin embargo, el acusado aparentemente no quedó satisfecho con el ritmo de revisión de NSC. En lugar de esperar a que concluyera el proceso, Bolton decidió tomar el asunto en su propias manos.

El 7 de junio de 2020, sin que  Bolton notificara previamente al NSC, Bolton reveló informes de prensa que señalaban que el Demandado y su editor habían resuelto lanzar el libro el 23 de junio, sin haber completando el proceso de revisión previa a la publicación, dice la demanda.

La querella argumenta que una correspondencia posterior con el abogado del acusado confirmó que los informes  se había hecho públicos. En pocas palabras, Bolton llegó a un acuerdo con los Estados Estados en su condición de  empleado en uno de las posiciones más sensibles e importantes de seguridad nacional del gobierno de los Estados Unidos y ahora quiere incumplir el acuerdo unilateralmente, decidiendo que el proceso de revisión de prepublicación se completo y acordar por sí mismo que la información clasificada debía hacerse pública.

Sostiene la querella que los Estados Unidos busca una orden que requiera que el Demandado cumpla con su contrato y deberes fiduciarios para completar el proceso de revisión previa a la publicación y no revelar información clasificada, sin autorización escrita, protegiendo así la seguridad nacional del país.

Señala que debido a que el proceso de revisión previa a la publicación está en curso, Estados Unidos también busca una orden que permita que Bolton cumpla específicamente con sus obligaciones contractuales, tomando todas las medidas dentro de su poder para detener la publicación y difusión de su libro tal como está redactado actualmente. 

Sostiene que  Estados Unidos no busca censurar ningún aspecto legítimo del manuscrito de Bolton sino una orden que requiera que el Demandado complete el proceso de revisión previa a la publicación y tome todas pasos necesarios para garantizar que solo un manuscrito que haya sido autorizado oficialmente a través de ese proceso, y por lo tanto, está libre de información clasificada, que de manera irresponsable difunde públicamente. 

Debido a que Bolton tomó las medidas para divulgar o publicar el manuscrito a personas no autorizadas y sin un permiso por escrito, Estados Unidos también busca una orden que establezca la confianza constructiva en los beneficios obtenidos de la divulgación o difusión del libro: La habitación donde sucedió, particularmente si Bolton se niega a completar el proceso de revisión previa a la publicación y obtener la autorización previa, requerida antes de continuar con la publicación del libro Alegaciones fácticas, asegura la querella.

SÍGUEME PARA MÁS CONTENIDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.