Juicio del Chapo: FBI presenta conversaciones de Guzmán que comprueban sus negocios de narcotráfico

Por Maibort Petit
@maibortpetit
Otra traición de los miembros que secundaron a Joaquín  Guzmán Loera en el cártel de Sinaloa se conoció hoy en la audiencia 25 del juicio del Chapo: el hombre que construyó una plataforma compleja encriptada de comunicación entregó al gobierno de Estados Unidos los secretos cibernéticos del acusado a cambio de protección y seguridad. Christian Rodríguez, un ciudadano colombiano, ofreció los códigos al Buró Federal de Investigaciones (FBI) para que interceptara las llamadas de capo con sus lugartenientes en las cuales se dan a conocer detalles de las operaciones ilegales de la organización criminal sinaloense.

Los fiscales federales dieron a conocer en la Corte Federal del Distrito una serie de conversaciones telefónicas del Chapo en las que se le escucha hablar de cargamentos de cocaína, metanfetaminas, policías corruptos y hasta de asesinatos. 
Desde el estrado, el agente especial del FBI, Stephen Marston presentó las llamadas telefónicas anterceptadas por las autoridades, a la vez que confirmó que la voz que escucharon los jurados correspondía al acusado, para lo cual Marston hizo escuchar una conversación que sostuvo Guzmán desde el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan  el 7 de mayo de 2018 con su hermana en México. 

El agente explicó que las intercepciones telefónicas fueron logradas por la colaboración Christian Rodríguez, quien fue investigado entre los años 2009-2011 y luego pasó a ser un testigo cooperante del gobierno.

Explicó Marston que Rodríguez entregó las extensiones, los números de teléfono encriptados y los correos electrónicos usados por el Chapo y sus hombres cercanos. Asimismo, el testigo explicó los detalles del funcionamiento de la compleja plataforma que había creado para el Cártel de Sinaloa.

El agente especial del FBI describió al jurado cómo habían hecho para lograr penetrar el sistema, señalando que para evitar sospechas del cártel consiguieron instalar tres servidores en Holanda. En colaboración con gobierno de ese país, los federales consiguieron grabar las llamadas, los correos electrónicos y los mensajes de texto del acusado y sus más cercanos colaboradores en corto tiempo puesto que los servidores podían recoger la información en tiempo real.

Marston comentó que las grabaciones se produjeron desde el mes de abril de 2011. Rodríguez colaboró para que los agentes del FBI conocieran el sistema y lo penetraran sin que Guzmán se enterara. Con esa operación las autoridades del gobierno estadounidense se hicieron de cientos de evidencias que fueron logradas a través del registro de 1500 llamadas, que terminaron reduciéndose a 800, entre las cuales entre unas 100 y 200 participa el Chapo.

El jurado escuchó varias conversas del acusado con sus hombre de confianzas, con dos mujeres que no fueron identificadas donde se le escuchaba dando órdenes para realizar operaciones de narcotráfico, corrupción de agentes de la ley, negociando con comandantes corruptos y hasta evitando que sus sicarios acosaran y golpearan policías mexicanos.

A pesar de las objeciones de la defensa, la fiscalía comparó la voz de las conversaciones con dos videos de Youtube: Uno de la entrevista en la revista de Rolling Stone y otra de un video certificado por Google que muestra a Guzmán interrogando a un hombre amarrado a un tubo que era supuestamente miembro del cártel de los Zetas. Esa última grabación corresponde a marzo 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.