EE. UU: China, Venezuela e Irán usaron la pandemia para atacar a la prensa.

Nota de Prensa

El Departamento de Estado de los EE.UU. hizo público este domingo que los regímenes de China, Venezuela e Irán han utilizado este año la pandemia de coronavirus como excusa para perseguir a periodistas, en el marco del Día Internacional contra la Impunidad en los Crímenes contra la prensa.

El portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, en un comunicado emitido con motivo del Día Internacional contra la Impunidad en los Crímenes contra Periodistas dijo que  “Durante la pandemia de COVID-19, los gobiernos autoritarios de China, Venezuela, Irán y otros lugares han utilizado COVID-19 como una excusa para amenazar, detener y atacar a periodistas”.

“Los gobiernos facilitan la impunidad al no reparar estos abusos y crímenes contra periodistas, y al cometer abusos también. Las organizaciones no gubernamentales clasifican a China, Corea del Norte y Turkmenistán entre los peores países del mundo en cuanto a libertad de prensa, mientras que Siria y México se encuentran entre los más peligrosos. Según el Comité para la Protección de los Periodistas, China, Turquía, Arabia Saudita y Egipto encarcelan a más periodistas por sus informes que otros países”, agregó.


Las autoridades norteamericanas instaron a los países de la comunidad internacional a emprender “investigaciones independientes y transparentes sobre las amenazas, los ataques y los asesinatos cuando ocurren”. Además, consideraron fundamental “reformar las prácticas policiales que permitan el maltrato de periodistas; y abolir las leyes y prácticas que limitan su libertad de expresión”.

Ortagus recordó que “las mujeres periodistas se enfrentan a riesgos específicos, incluidos el ciber trolling, la difamación de su reputación y otras amenazas y violencia de género”.


“Una prensa libre es esencial para una ciudadanía informada. Una prensa enérgica puede, por ejemplo, exponer la corrupción, arrojar luz sobre los abusos de los derechos humanos y proporcionar al público información esencial durante las crisis. En muchos lugares, los periodistas que cumplen este papel necesario corren el riesgo de ser atacados por regímenes autoritarios y organizaciones criminales que buscan reprimir la libertad de prensa y la libertad de expresión”, subrayó la portavoz del Departamento de Estado.

Detalló, además, que desde comienzos de siglo, “más de 1.500 periodistas han sido asesinados en todo el mundo”. En más del 85% de los casos, “los asesinos quedan impunes”.

Por su parte, el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, y la vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourová, responsable de Valores y Transparencia, instaron este domingo a que se arroje luz sobre asesinatos como el de Daphne Caruana Galizia en Malta y otros periodistas.

“Pedimos a todos los países que lleven ante la justicia a los responsables por crímenes contra periodistas. La impunidad solo alimenta el miedo y la desconfianza, y crea obstáculos para los medios libres e independientes en todo el mundo”, señalaron en un comunicado.

Los periodistas, insistieron, “juegan un papel fundamental a la hora de asegurar la rendición de cuentas de quienes están en el poder y al aportar información factual”.

“Ayudan a destapar asuntos ocultos y nos ayudan a entender las complejidades del mundo”, recalcaron Jourová y Borrell, que recordaron que, a su vez, los reporteros afrontan intimidaciones, violencia o abusos y en muchas ocasiones arriesgan su vida por su trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.