Por fraude procesal y sobornos, la Corte Suprema ordenó el arresto domiciliario de Álvaro Uribe

Este martes en la tarde, la Corte Suprema de Colombia ordenó el arresto domiciliario del ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

El fallo se produjo en el marco de una causa donde se le acusa presuntamente de manipulación de testigos, y en la que se destacan cargos por fraude procesal y soborno. Es la primera vez en la historia de Colombia que se impone una medida de esta naturaleza a un ex jefe de Estado

El ex presidente dijo a través de su cuenta de Twitter: “La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria”.

El Tribunal colombiano mantiene abierta una investigación contra Uribe Vélez por dos delitos: fraude procesal y soborno, en el marco de un caso de manipulación de testigos cuyos hechos se remontan a 2015.

La decisión de ordenar arresto domiciliario se produjo luego de un debate en el Senado colombiano organizado por uno de los principales opositores de Uribe, el senador Iván Cepeda, parlamentario del Polo Democrático, el partido de izquierda más grande de Colombia.

Durante el debate Cepeda intentó establecer un vínculo entre el ex presidente y el surgimiento del paramilitarismo en Antioquia, además de afirmar que Uribe era una ficha clave para entender el auge del narcotráfico en el país.

Cepeda presentó una serie de testimonios de ex paramilitares. Entre ellos, el de Juan Guillermo Monsalve, quien era el mayordomo de la hacienda Guacharacas, propiedad de la familia Uribe. En su declaración, aseguró que en ese lugar y con el conocimiento de Uribe, entonces Gobernador de Antioquia, se había fundado el Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), la organización paramilitar más grande del país.

El ex presidente colombiano calificó ese testimonio como falso y le pidió a la Corte Suprema que investigara a Cepeda por manipulación de testigos. Durante ese proceso el Supremo encontró que no había razones para seguir investigando al senador de izquierda y por el contrario sí las había para hacerlo contra Uribe.


SÍGUEME PARA MÁS CONTENIDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.