Andrzej Duda, el conservador aliado de Trump que acaba de ser reelecto en Polonia hasta 2025

Con el 99,97% de los distritos contabilizados, Ley y Justicia es el partido del reelecto presidente polaco Andrezej Duda, quien registró el 51,2% de los votos en la segunda vuelta de este fin de semana. Su adversario, el liberal alcalde de Varsovia Rafał Trzaskowski, que alcanzó el 48,7% según la comisión electoral polaca. La elección ha sido una de las más ajustadas de la historia reciente del país.

La campaña de Duda se centró en defender los valores tradicionales, en un país de 38 millones de habitantes con mayoría católica, y en mantener el gasto social. Su plataforma es descrita como euroescéptica por sus posturas sobre el funcionamiento de la unión y la forma en que se toman las decisiones en Bruselas. La campaña, que se vio retrasada producto de la pandemia del coronavirus, estuvo marcada por la defensa de los valores y la cultura nacional polacas y la continuación de los planes para eliminar la precariedad social.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó en junio que quiere reducir significativamente el número de soldados estadounidenses apostados en Alemania, país que describió como un miembro moroso de la OTAN. Fuente: La Razón, YouTube

Durante una reciente visita a la Casa Blanca a finales de junio, Trump elogió a Duda, indicando que “está haciendo un trabajo fantástico. La gente en Polonia piensa que es estupendo”. El respaldo estadounidense vino acompañado con acuerdos de inversión en areas de tecnología, salud, defensa estratégica, independencia energética y un traspase de tropas desde una Alemania cada vez más dependiente de los combustibles rusos y más criticada por su principal aliado en la OTAN de no cumplir con sus compromisos.

El gobierno, los medios del estado y la Iglesia católica se movilizaron para apoyar a Duda, un conservador social que ha llevado a cabo programas sociales de eliminación de la pobreza en amplios sectores del mayor estado postcomunista de la UE.

Duda ha sido un crítico de la llamada ideología de género y los temas LGBTQ+, asociándoles con el adoctrinamiento comunista de la era soviética, mientras ha abierto un debate sobre el sensible tema de la restitución de la propiedad de los judíos en el país. Sus detractores lo acusan de ultraconservador, homófobo y antisemita.

La existencia de dos visiones de la sociedad en el contexto de un mundo globalizado, y la disputa en el seno de la comisión europea sobre cómo atender las consecuencias del COVID-19 a nivel general, perfilan el debate político del segundo mandato de Duda en un marco de aparente confrontación permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.